Dios, ¿Primero?

Nos enseñaron, “Hay que poner a Dios primero en tu vida.” “Dios tiene que tener el primado en todo lo que haces.” “Dios es primero que todo.” “Pon a Dios primero y todo lo demás será añadido.” Esto puede sonar muy bonito y hasta espiritual a primera vista. La realidad es que nuestro Dios no quiere ser el primero en nada. ¡¡¡¡¡¿¿¿¿¿CÓMO?????!!!!! No puede ser, Javier, estás equivocado. Lee y después llegas a tus conclusiones.

El pasaje bíblico más común para decir que Dios debe o tiene que ser primero está en Mateo 6:33, “Pero busquen primero Su reino y Su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.” (NBLH)

Antes de continuar me gustaría hacer una aclaración con respecto a Dios y como Él trata con el ser humano. Podemos dividir el trato de Dios con el ser humano en tres partes o tiempos: (1) En el Antiguo Testamento; (2) Cuando se encarnó en la persona de Jesús y vivió en la Tierra; (3) Después de la muerte y resurrección de Cristo. Esta aclaración es sumamente importante porque si no se hace, obtendremos una revelación distorsionada de quién es Dios y cómo trata al ser humano. Dios es eterno, no es limitado por tiempo y espacio. Sin embargo, por amor a nosotros se limita para poder relacionarse con nosotros dentro de los límites del tiempo y del espacio. Esto quiere decir que hay una gran diferencia entre el Antiguo Testamento, Jesús mientras estuvo en la Tierra y Jesús después que resucitó.

En el Antiguo Testamento, Dios estaba sobre el ser humano y había establecido unas leyes para que se cumplieran, aunque Él sabía que el hombre jamás las cumpliría. Esto lo hizo con el propósito de llevar la manifestación del pecado a la máxima expresión. (Romanos 7:13)

Cuando Dios se encarnó en Jesús, Él estuvo con el ser humano con el propósito de cumplir toda la ley que el Padre había establecido y que el ser humano jamás hubiera podido cumplir. Al cumplir con toda la ley, éste cualificaba para pagar el precio por nuestra libertad de la misma. O sea, que cumpliéndola nos liberaba de ella. Y eso mismo fue lo que ocurrió cuando, después de haberla cumplido totalmente, muere y resucita para que la ley no se enseñoreara más sobre el ser humano. De tal manera que el pecado perdiera su dominio sobre el ser humano ya que el mismo se nutría de la ley. (Romanos 7:9-10) Habíamos estado casados a la ley y al pecado. Pero al morir Cristo, nosotros morimos con Él y ahora ya no vivimos para la ley ni para el pecado. (Romanos 6:6, 11) Somos libres completamente de esa esclavitud. Quiere decir que la época de Jesús estar con el ser humano se cumplió también.

Después que Jesús muere y resucita se convierte en el “espíritu que da vida”. (1 Corintios 15:45) Esto significa que ya Dios no está sobre o con nosotros. Él decide estar EN nosotros. Él viene a ser nuestra VIDA. (Colosenses 3:4) Jesús dijo, “Yo soy la vida.” (Juan 14:6) Al Dios hacerse el espíritu que da vida, no es que no lo fuera, pero tenía que procesarse para que se hiciera una realidad en nosotros, empieza a tratar de una manera diferente con el ser humano.

Volviendo a Mateo 6:33, expliqué todo esto para que pudiéramos entender el contexto de lo que Jesús dice en este pasaje. El mismo NO dice, “Coloca a Dios primero.” Tampoco dice, “Busca a Dios primero.” Jesús hace un contraste entre los que no conocen a Dios y los que dicen conocerlo, o sea, entre los paganos y los judíos. Jamás Él se refiere a los cristianos porque todavía Él no había muerto y resucitado. Por lo tanto, Él les está enseñando que si buscan lo espiritual por encima de lo material, entonces lo material será suplido por Dios en la misma forma como los pajaritos del campo son alimentados. Jesús no está estableciendo que Dios es primero, Él está enseñando a la gente que lo espiritual está por encima de lo material, lo invisible por encima de lo visible. Ésta NO es una fórmula para siempre tener lo material, éste es un hecho o una realidad establecida por Jesús. Al ser humano le gustan las fórmulas y a veces se piensa que Dios funciona por medio de las mismas. Quiere decir que a Dios no le interesa que lo pongas primero para que luego Él te supla todo lo material. Suena fuerte, ¿verdad? Especialmente cuando esto se ha enseñado por muchos años y choca con lo aprendido.

Ahora, quiero compartir lo opuesto a esto y sé que si Dios te da revelación, vivirás con una libertad incalculable. Dios no es primero porque sería rebajarlo a una lista hecha por el ser humano y la pregunta que se haría fuera, ¿Qué es segundo? ¿La familia, el trabajo, la iglesia, el ministerio? Y podríamos estar toda una vida argumentando sobre qué es segundo. Además, si se pone a Dios primero, entonces en lo segundo, tercero, cuarto, etc. dónde estaría Dios con respecto a esos lugares. Suena bonito poner a Dios primero, pero la realidad es que Él no es, ni ha querido estar en una lista.

Él es la VIDA. Él es el TODO. Dios se procesó con el fin de ser el todo del ser humano y de esta manera relacionarse con él por la eternidad. Por eso Pablo dijo, “Para mí el vivir es Cristo.” (Filipenses 1:21) Él NO dijo, “Para mí lo primero es Cristo.” Cristo se hizo el todo de nosotros y así podemos disfrutarlo en todas las cosas, cuando comparto con los amigos, cuando trabajo, cuando estudio, cuando juego, cuando cocino, cuando duermo. En fin, en todo momento podemos disfrutarlo porque es quien nos sostiene siendo nuestra VIDA. La realidad del “espíritu que da vida” en nosotros produce que podamos experimentar Su VIDA por encima de las circunstancias que nos rodean. Aun cuando estamos desesperados y no sabemos qué hacer ante la adversidad, nuestro Dios, nuestra Vida, nuestro Todo, nos fortalece, estimula, alienta, consuela, acurruca, ama porque Él NO es primero, es el TODO en nosotros.

Por: Javier

¡Compártelo!

| RSS feed for comments on this post

One Response

  1. 1 Rodolfo
    2011 Mar 11

    Confieso que al comenzar a leer este mensaje me chocó la primera parte…fui enseñando precisamente en un orden establecido un listado Primero Dios, Segundo La Familia, tercero La Iglesia, cuarto el trabajo…etc. Precisamente tomando de refeerencia los mandamientos de la Ley… Amar a Dios sobre todas las cosas… ese eso es primero… pero lo aprendido hoy aquí es que no hay tal lista… Dios no quiere ocupara un lugar en listado humano…. guauuuu…Dios en todo… Pido a Dios revelación y entendimiento, pero sobre todo sabiduría para aplicar su Palabra a mi vida…
    Bendiciones.


Somete Tu Comentario