Libertad

La Influencia Interna

Posted by on Ago 20, 2017 in Artículos por Javier, Libertad, Vida Práctica | 0 comments

Una de las palabras en nuestro vocabulario que causa mayor stress es la palabra obediencia. En los círculos religiosos se trata como la palabra mágica en muchas ocasiones para obtener algo de Dios o agradarlo. Obediencia puede ser para unos la mayor expresión de amor. Para otros puede ser símbolo de opresión.

Read More

¿Y Qué del 10%?

Posted by on Ago 13, 2017 in Artículos por Javier, Libertad, Vida Práctica | 0 comments

Nuestra salvación no está basada en nuestras acciones o nuestra respuesta a ella. La salvación es un regalo a la humanidad porque el Dador de ella así lo dispuso desde antes de los tiempos. Como respuesta a ese hecho, compartimos y damos a otros en gratitud. 

Read More

Todos en Mónica

Posted by on Ago 14, 2016 in Artículos por Javier, Libertad | 0 comments

Ayer ocurrió un evento histórico en nuestra isla que ha traído alegría y unidad en medio de una época muy difícil. Por primera vez en la historia de nuestra bella isla obtuvimos una medalla de oro en los Juegos Olímpicos. Para muchos países esto puede ser algo superficial, pero para nosotros como pueblo es un logro extraordinario y sublime.

Read More

Mi Mayor Deseo

Posted by on Ago 2, 2015 in Artículos por Javier, Libertad | 0 comments

Ayer estuve en una reunión y en un momento determinado dije, “Me quiero morir. Estoy loco por morirme.” Algunos de los presentes abrieron los ojos de tal manera que pensé que se le iban a salir de la cabeza.

Read More

Procesos y Más Procesos

Posted by on Sep 16, 2013 in Artículos por Javier, Libertad | 0 comments

Bendiciones abundantes a todos los amigos y amigas de Viviendo-n-El. Durante estos pasados meses he estado pasando por unos procesos en mi vida que han producido que me haya detenido en escribir por un tiempo. Nuestro Dios es uno de procesos y permite unas cosas en nuestras vidas para que nuestro amor por Él aumente. Hay procesos para los cuales no tenemos explicaciones, pero a pesar  de la ausencia de explicaciones, nuestro amor hacia Él ha aumentado. El no entender unas situaciones no es sinónimo de falta de fe o flaqueza. Sencillamente demuestra que somos humanos y necesitamos de la vida de Dios para todo lo que se nos presenta en esta vida. Estos procesos han revelado a mi vida unos aspectos de Dios que sabía en teoría, pero ahora he experimentado en carne propia. La revelación de nuestro Dios sobrepasa cualquier experiencia eclesiástica religiosa emocional que haya vivido antes. La información que tenía de Dios en unas áreas producía que pudiera bendecir a otros. Sin embargo, la revelación que he podido experimentar en estos últimos meses ha producido, antes que todo, transformación en mi propia vida. A la misma vez sé que traerá impacto a la vida de muchos. Más adelante compartiré estos procesos de los cuales escribo. Sólo quería que supieran que no he escrito a propósito. Ya pronto volveré a escribir continuamente y de esta manera podré compartir con ustedes lo grandioso y precioso que es nuestro Dios querido. Dios ha sido, es y será siempre bueno. Su amor y su gracia son hoy más reales que nunca en mi vida y en la vida de los míos. Gracias por cada uno de ustedes. Hacia delante en el Señor “viviendo en...

Read More

¿Cómo Vivo la Vida Cristiana?

Posted by on May 30, 2013 in Artículos por Javier, Libertad | 0 comments

Hay quienes me han preguntado, “¿Cómo tú estás viviendo la vida cristiana sin asistir a una ‘iglesia’ regularmente?” Cuando hace seis años tuve una experiencia transformadora con Dios, me di cuenta en la práctica que Dios y yo somos uno. Claro que yo sabía eso. Hasta lo enseñaba y predicaba. Sin embargo, no había pasado por la experiencia de qué era eso. Ir a la iglesia dejó de ser mi prioridad porque empecé a vivir en forma práctica el “ser” iglesia. Este no es un concepto abstracto donde uno “piensa” que es uno con Dios. Esta se convirtió en una realidad de vida diaria. A la misma vez, me abrió los ojos para ver que de la misma forma estoy unido a cada miembro del cuerpo de Cristo. Otra vez, esto dejó de ser un concepto abstracto. Se hizo realidad en mi vida diaria. No fue fácil. Tuve que luchar con muchas interrogantes y mucho rechazo. Muchos de los llamados “amigos” me dieron la espalda. Otros se hicieron pasar por “amigos” para “aprender” algo más profundo de Dios y adaptarlo a su estilo de vida en una forma egoísta. Algunos pensaron que me desvié del camino porque no seguía lo “tradicional“. Nada más lejos de la verdad. La experiencia de libertad, paz e intimidad con Dios nunca fue más real en mi vida. El hacer para Dios dejó de ser meta y vino a ser el efecto de una relación estrecha de intimidad con mi Dios y mi vida. De esta manera, comencé a experimentar el modelo de iglesia “vivido” por Jesús. Dondequiera que me encontraba con gente hambrienta y sedienta de Dios, compartía Su vida y éramos edificados, sin importar el lugar o el tiempo. Esto ha seguido hasta hoy y el resultado ha sido impresionante. Yo no pretendo sacar a las personas del sistema en el cual están, sólo trato de compartir una forma distinta de intimar con Dios y experimentar una libertad incalculable mientras se vive la realidad de Dios con otros. Sé que hay personas que están quemados de tanto “servir” en la iglesia. Personas que sufren de una relación pobre con Dios, aunque están sirviéndole con todo su corazón. Hay solución para eso…   Detente. Haz un alto en lo que haces. Mientras sigas haciendo lo mismo, seguirás obteniendo los mismos resultados. Concéntrate en Dios. Llena tus pensamientos con la “persona” de Dios, no con el “trabajo” de Dios. Invierte en la relación con Él. Nada se puede lograr con resultados eternos si Dios no es el todo en la obra. Puede parecerte una pérdida de tiempo. Sin embargo, te recuerdo unas palabras de la película “The Karate Kid”, “Estar quieto y hacer nada son dos cosas diferentes.” Depende y confía en la soberanía de Dios. La vida cristiana profunda no es “tratar” de hacer cosas para Dios. La vida cristiana profunda es “confiar” en Aquel que conocemos. A medida que nos concentremos en Dios, la confianza en Él aumentará gradualmente. Las situaciones se tornarán difíciles, pero sigue enfocado o enfocada y verás cómo tu confianza en Él crecerá. Comparte con otros que te edifiquen. No me refiero a “ir a la iglesia“. Busca personas que constantemente te nutran de Cristo. Pueden ser personas que asistan a algún culto, pero no necesariamente. El compartir con amistades la verdad de Dios resulta en la construcción de la iglesia de Dios en la tierra. Tu vida es edificada, al igual que la vida de la otra u otras personas. No hay nada mejor que esto. Creo que así es que me mantengo disfrutando a cabalidad la vida de mi Dios....

Read More