El Viaje Continúa…

Posted by on Dic 7, 2014 in Artículos por Javier, Vida Práctica | 1 comment

El Viaje Continúa...Hace más de un año que no escribo en el blog. He estado pasando por un proceso muy interesante con mi Dios. Este año he aprendido tantas cosas sobre lo que es la iglesia fuera del sistema institucional. Disfruto cada minuto de vida siendo iglesia en cualquier parte que voy. He estado compartiendo a diario con mis estudiantes de nivel intermedio y superior lo que es vivir en la presencia de nuestro Dios. Como es de esperarse, muchos de ellos no tienen la más mínima idea de qué hablo. Sin embargo, creo que en el momento indicado por Dios, él mismo les mostrará a qué me refiero cuando hablo de vivir en Su presencia.

Mi esposa y mis hijos están experimentando esa verdad y disfruto cada momento que veo a Dios manifestando Su amor por medio de sus vidas. Mi hijo menor está a punto de graduarse de escuela superior y su mayor deseo es compartir esta realidad con jóvenes. Si es la voluntad de Dios, espera irse a estudiar a los Estados Unidos donde quiere prepararse para ser ministro de jóvenes, entre otras cosas.

Mi hija mayor ha pasado por un proceso intenso este año. Tuvo una operación de la rodilla izquierda donde pasó meses en rehabilitación. A la misma vez Dios abrió las puertas para desarrollarse en lo que le gusta, el baile. Le encanta bailar hip-hop para Dios. Está tomando clases, es asistente con niños más pequeños y a la misma vez está dando clases de hip-hop en nuestra academia. Su experiencia con Dios ha sido tan personal e íntima que comenzó su propio blog donde comparte las experiencias de Dios con todos. (http://whatireallythinkaboutmylife.blogspot.comhttp://www.facebook.com/loquerealmentepiensosobremivida)

Mi esposa y yo seguimos compartiendo esta realidad de iglesia en nuestra academia día a día con estudiantes y compañeras de trabajo. La experiencia es demasiado satisfactoria viendo cómo Dios se forma en la vida de cada uno.

Hace siete años no tenía idea qué pasaría con mi familia alejándome de la reunión institucional semanal de la iglesia, pero Dios me ha bendecido de una manera extraordinaria enseñándome cómo hacerlo con Él. Hoy comparto esto mismo con los que me rodean y me encanta ver lo que Dios está haciendo.

Nuestro viaje continúa…

One Comment

  1. Cuando se vive lo que se predica, empezando por el hogar, los frutos que se recogen en el tiempo de la siega, son dulces y sabrosos. ¡ A Dios sea la gloria!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *